Mercado Libre y el esquema de pagos definitivos


Mercado Libre es una plataforma de enajenación de bienes (ventas) donde se da esa combinación fiscal con la que muchos contribuyentes del régimen de plataformas tecnológicas sueñan; la combinación de la que hablo es: 1) Esquema tributario de pagos definitivos 2) Sin obtención de ingresos directamente del usuario.


¿Por qué esta combinación de características fiscales es soñada por algunos contribuyentes? Porque es la única que, dentro del régimen de plataformas tecnológicas, no genera obligaciones fiscales, es decir no se tienen que presentar declaraciones mensuales, informativas, ni declaración anual; las retenciones de impuestos que hace la propia plataforma tiene el carácter de pago definitivo, por lo tanto ese importe paga en su totalidad lo correspondiente al IVA y al ISR.


Ahora, es muy importante recalcar que el esquema tributario de pagos definitivos tiene las características fiscales de no poder acreditar el IVA de gastos, ni el monto retenido del mismo impuesto; así como no poder deducir gastos operativos ni personales en la declaración anual, con lo que la opción de devolución de impuestos queda inhabilitada. De igual forma, una vez elegido dicho esquema, se debe permanecer en él durante cinco años; la única forma de salir del esquema de pagos definitivos antes de ese tiempo es cuando se generan ingresos iguales o superiores a 300 mil pesos en un año.


Para muchos contribuyentes, el simple hecho de no presentar declaraciones de ningún tipo y evitar el contratar los servicios de un contador, son beneficios suficientes para elegir el esquema de pagos definitivos y, desde su punto de vista, bien valen la pena perder lo que el otro esquema (pagos provisionales) pudiera aportar a favor.


Si bien los esquema de pagos definitivos y provisionales tienes su razón fiscal de ser y el contribuyente está en todo su derecho de elegir el que mayor le convenga, siempre es altamente recomendable hacer un análisis de ingresos y gastos para tomar la mejor decisión.


Es entendible que para un contribuyente entre menos obligaciones obligaciones fiscales se tengan y más lejos se esté del SAT mejor; pero no por ello se debe caer en la elección simplista de desechar una opción tan solo por evitar cumplir con ciertas obligaciones; a final de cuentas, estamos hablando del dinero que se obtiene por trabajar y el objetivo es tener mayor utilidad de él; entonces, vale la pena verificar qué opciones fiscales ayudan a que eso suceda.

40 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo